Un estilo interesante cargado de fuerza y mucha personalidad con un toque de dramatismo, así es el estilo chinoiserie (en francés) o conocido también como estilo chinesco, inspirado en la antigua china.

Aquí te dejo algunas de las características más resaltantes de este estilo y como lo puedes combinar con el resto de tu deco.

En este estilo siempre encontrarás escenas llenas de historias, presencia de colores fuertes, animales, paisajes, montañas, pagodas, puentes, árboles y flores.

Los motivos chinescos en el papel tapiz dan un aire dramático de mucha elegancia y finura al ambiente.

Por lo general  las escenas e ilustraciones que acompañan este estilo suelen ser un poco cargadas y con mucho color, por eso, si vas aplicarlo a tu decoración  te recomiendo usar dos o tres piezas  para lograr una armonía, la idea es crear una inspiración combinándolo con objetos más modernos, este estilo lo puedes encontrar en  jarrones, papel tapiz, en lámparas, mobiliario o textiles estampados.

 

Estas piezas de cerámica en color blanco y azul son características de la Dinastía Ming y una de las más populares en este estilo, lucen muy bien en una mesa de centro  o en la consola de un recibidor.

Anímate, dale una aire oriental y legendario a tus ambientes